A nuestro rollo







Bueno, qué.

Qué, de qué.

Que si vamos a seguir todos con esto.

Con qué.

Con lo de la Casa de Zitas, y todo eso.

Por qué lo preguntas.

Porque se nota una miaja de desidia.

Bueno, pero eso es coyuntural, no todo el mundo

escupe sangre a

todas horas, ni saca los pechos

para que se los pintarrajeen, o los chupe algún mamón.

Qué porvenir le ves tú a esto.

A qué.

A la Casa de Zitas, coño, estás lelo.

Esto renacerá, ya lo verás.

O remorirá.

También.

Es que hay gente que pega mocos en el blog.

Déjalos, lo hacen por envidia.

¿Los limpio?.

El qué.

Los mocos.

No. Son perros habrientos oliéndonos.

Entonces, qué hacemos.

Sacar el ADN.

De qué.

De los mocos. De los mocos se saca el ID.

¿Y?.

Cuando averigüemos quíen es lo haremos.

El qué haremos.

Asesinarlo.

¿Y mientras?.

Que siga, que siga pegando mocos.




Pepemont.

4 comentarios:

Flor Moreno dijo...

Me pilla baja de moral y no se que decir, pero yo el sabado a pintar a la casa de Zitas ¿los mocos? con el olor de la pintura es muy posible que se disuelvan. Con los años he aprendido... casi nada

columna dijo...

Que sigan, que sigan escudriñando tras las cortinillas, ah, y escribiendo en mayúsculas, que manera tan poco elegante de meter la pata.

Mikaela-z dijo...

Qué más da si pegan mocos o no, el caso es que vienen a leer, a suplantar a decir, y digo yo, si hicen que hizan, mientras no hazan.

Hale, que tampoco es patanto.

Anónimo dijo...

Hola chicos, dudo mucho que sean poetas los que entran a vuestro blog y se dedican a escribir lindezas machistas y estupideces varias. Me parece estupendo que sigaís con vuestros proyectos y vuestros sueños que a nadie le hacen daño.
Aun así, observo que los anónimos no son todos de la misma condición y alguno de ellos hace gala de un fino sentido del humor.
Columna, no te enfades si suplantan tu personalidad. Puede que te envidien. Un abrazo para todos.
Roma.