lunes, 28 de junio de 2010


Yo era la madame de una casa de prostitución literaria; la madame de un grupo de escritores hambrientos que producían relatos eróticos para vendérselos a un "coleccionista". Fuí la primera en escribir, y todos los días entregaba mi trabajo a una joven para que lo mecanografíara en limpio.
Delta de Venus (ANAIS NIN)