miércoles, 14 de septiembre de 2011

AHORA


Ahora

que es sábado y respiro,
las luces de los coches
van a buscar el mar en el olvido.
Desde el cristal,
la ciudad permanece oscura
como el desván donde guardé tus huesos
y mi pan.
Tres focos me vigilan
desde la nube gris de los decoros
que amanecen…


Ahora que escribo,
no pido perdón,
sobre tu mesa, tu folio y tu música
la última versión
de cenicienta a las doce,
me enciendo un cigarrillo
para subir al horóscopo amarillo
y bajar al enchufe perdido
entre los periódicos.


Ahora,
que voy a salir con el antojo verde
de mi rana,
te dejo un poemario,
- cargado de ceniza el cenicero,-
delgado
como la revista mojada
y las farolas titilantes
de espanto
en ese cielo que no te deja ver el suelo
mojado
ni el autobús,
el semanario , los libros, el jarrón
la encimera, las copas de champán
o esas dulces galletas….de mazapán….

Ahora
que es sábado, las doce,
nos vamos a encontrar,
la carretera, el corazón, las estrellas
o el mar…..




                   Belén López