AHORA


Ahora

que es sábado y respiro,
las luces de los coches
van a buscar el mar en el olvido.
Desde el cristal,
la ciudad permanece oscura
como el desván donde guardé tus huesos
y mi pan.
Tres focos me vigilan
desde la nube gris de los decoros
que amanecen…


Ahora que escribo,
no pido perdón,
sobre tu mesa, tu folio y tu música
la última versión
de cenicienta a las doce,
me enciendo un cigarrillo
para subir al horóscopo amarillo
y bajar al enchufe perdido
entre los periódicos.


Ahora,
que voy a salir con el antojo verde
de mi rana,
te dejo un poemario,
- cargado de ceniza el cenicero,-
delgado
como la revista mojada
y las farolas titilantes
de espanto
en ese cielo que no te deja ver el suelo
mojado
ni el autobús,
el semanario , los libros, el jarrón
la encimera, las copas de champán
o esas dulces galletas….de mazapán….

Ahora
que es sábado, las doce,
nos vamos a encontrar,
la carretera, el corazón, las estrellas
o el mar…..




                   Belén López

6 comentarios:

Alber dijo...

Quién pudiera ponerte el pequeño zapato de cristal. A la hora que fuera.

Un poema muy chulo.

Mikaela-z dijo...

Escrito en mi casa en octubre de 1999,aquella noche que estrenamos el disco de 19 dias y 500 noches. Después de cenar y tomar el cava nos fuimos de juerga.
Mientras bajabas las cajas de cartón de las copas de cava, escrbías otro poema para mi.

Eres genial Belén.

Anónimo dijo...

Poema atemporal, escrito hace once años. Como si hubiese sido anoche. Yo dejo tu pié libre que para eso eres poeta. Besos, reina.
Sagrario.

estrellaesol dijo...

Me encanta como escribes
poeta Belen Nubelica.
Besos, Esther

LUIS ROSER RODRIGUEZ dijo...

Un beso Belén, a mi tambien me gustan tus ahoras

Flor Moreno dijo...

No se como lo haces, pero siempre entiendo, me emociona, me llega, sin saber. Un besico. Flor