domingo, 2 de mayo de 2010


Sucedió a las tres de la tarde.

A las tres, varios altavoces invitaron a los pasajeros a subir al tren.

Luego, exigieron el abandono definitivo de la máquina.

-Se quedó allí masturbándose.

La insultaban; nosotros no porque era gratis y fíjese usted, eso no se ve todos los días. Pues tenía las piernas tal que así.

Es difícil saber en qué vía muerta y oscura los vagones, ya sea por viejos, por inservibles o, quizás por rutina, fueron arrumbados en algún túnel.

-No, yo cuando hice la revisión no ví a nadie. ¿La mujer atada a la barra? No, no me creo esa historia.

De cuántos días, noches, pasó ella dentro del vagón, nadie ha sabido nada coherente. Y, en qué momento pudo sentir el cuerpo magullado sobre los duros asientos, es fácil adivinar.

Y del hambre, de cualquier hambre, ya es inútil hablar.


Karim Taylhardat

9 comentarios:

columna dijo...

Los viajes en tren siempre son tentadores, son la ida hacia un destino, mientras se llega suceden cosas...

LUIS ROSER RODRIGUEZ dijo...

Me ha recordado mucho el estilo de La caza del carnero Salvaje de Haruki Murakami.
Hay cierta cadencia de tiempo retenido, de existir en lo inexistente.
Me gusta no saber cuanto tiempo pudo pasar en aquel vagón.

Un saludo a todos.
L Roser

Anónimo dijo...

Lo que no queda claro es:
si fue orgía, violación
ó simplemente suicidio.

;-)D

Anónimo dijo...

Debió ser un cúmulo de todo, un cóctel de frenesí.

andrea.u. dijo...

los vagones de los trenes, los autobuses, lo peligroso es lo excitante.. me ha recordado un episodio, hace ya muchos años, en un viaje en tren de A coruña a Zamora en mi juventud y como jugabamos al suicidio colectivo entrando en la boca del lobo.. arriesgandonos a que nos pillara el revisor y sabiendo nos tirarian del tren, por escandalo público e indecentes... pero.. la excitación ante lo que iba a ser evidente podía más... y el peligro encendia nuestras pasiones de jovenes ansiosos y lujuriosos... ¿ nos echaron del tren?... no, porque no nos pillaron, aunque nuestros pelos y nuestra ropa y nuestra respiración cuando nos enchufaron la linterna a los ojos.. decian lo contrario... ! ay! nostalgias de una juventud sana, libre y trasgresora...
andrea.u.

Anónimo dijo...

Los raíles, la boca de los túneles, lo prohibido de la falta de billete...buenos componentes para la excitación de Andrea.

Anónimo dijo...

Pillar el tren en marcha sin billetes, jugar al gato y raton con el revisor, jugar sacando la cabeza por la ventana a expensar te la llegara un un poste o un tunel, esos son otro tipo de excitanciones, que seguramente te ponian a ti.. Anónimo a mi esas me subian la adrenalina al maximo preparandome para lo siguiente... mis componentes los pongo yo... a ti seguro te pondran los tuyos no?..

salud.

Anónimo dijo...

uf.. borrame el texto...

he querido decir ... Exponiendo a que te la llevara un poste... etc etc...

disculpad...

bezos.

Anónimo dijo...

los dos últimos comentarios que han salido como Anónimo son mios... bezos.

andrea uña.