miércoles, 15 de septiembre de 2010


Acontece el tiempo

lento

como un espejo viejo.

Hoy ya no es verdad

ni espiga

ni flor

en tu boca

sólo es

un cuerpo roto

caminando

hacia el destierro.

1 comentario:

Anónimo dijo...

cada surco de la cara
un paso masa del tiempo