La única verdad







Recibimos correos-invitación.

Los poetas presentan libros y nos invitan.

Poetas que editan poemarios de quinientos kilos.

Ladrillos en forma de pirámide chicharroidal

con gran despliegue de presentadores estrella.



-Oye, tron, perdona, cómo coño vamos a ir

si vosotros nunca venís

a ver lo guapos y limpios que somos.


-Vaya. Es que nunca nos viene bien. Además,

nos han dicho que vuestras sábanas son frías y huelen,

que vuestras rubias son de bote, que echáis espuma por la boca,

que hay arañas en el techo, que cortáis los brazos de los que van llegando

y que fumáis en los incisos.


-Qué mala es la es la gente pero, qué mala, qué sueltecita.


-O sea, que no acudís a nuestras presentaciones.


-Gracias a nuestras técnicas prejuiciales en cuanto vemos

de quien se trata y leemos una sola frase del márqueting

de la presentación, lo damos por leído, asistido y,

nos importa la misma mierda que les importamos nosotros.


That´s all the truth.



Er Pepe.










7 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues éso, me gusta ser repudiada. De cobardes nunca se ha escrito nada.
S. Manrique.

LUIS ROSER RODRIGUEZ dijo...

Hay que ser un señor para decir lo que pone en la entrada.
Quizá un señor un poco pasado de rosca, pero un señor al fin y al cabo.
Claro, es lo que normalmente tiene la gente interesante, que suelen estar un poco pasados de rosca.
Y yo estoy seguro de que muchas veces es necesario, mirar la vida de otra manera, con un entusiasmo retenido, con la fortaleza que te da el saber que no tienes nada que perder.
Hay que estar un poco pasado de rosca, y haber fumado muchas cajetillas de winston mientras con las manos se hacen volantes para un traje de noche con las hojas de los libros de poemas, que no nos gustan, pero nada.
A veces, puede que no estemos tan acompañados, pero en definitiva estamos haciendo lo que queremos y como queremos, sin seguir las directrices de nadie.

Y al final eso es lo que cuenta, creo que hemos encontrado una buena forma de ser libres.
Y de trascender y casi todo lo que trasciende nos hace más felices.

Anónimo dijo...

Me gusta mucho esta entrada, sí, mucho. Me encanta.

Mikaela-z dijo...

Mi respuesta ya sabéis cuál ah sido.

No voy a hablar aquí de resentimientos, porque no estoy resentida, más bien liberada de algo que quería hacer hace tiempo.

No acostumbro a hacer la ola a gente que vive de ello, prefiero hacerma la ola a mí misma, que hace mucho me dijeron que la caridad empieza por uno mismo.

Repudiada dices Sagrario?. ¿y eso qúe es?

pacopeco dijo...

Yo no los necesito.
Yo os quiero a vosotros.

Anónimo dijo...

Luis, eres mi Polaroid, mi Ouka Lele. Qué bien retratas la espiral de mis penetraciones. Te amo. Er Pepe.

Anónimo dijo...

La libertad tiene un precio. El insulto, el ninguneo, el hoy te quiero y mañana te mato. Sólo los que lo aceptan saben de ello.
S. Manrique.