lunes, 4 de marzo de 2013

Gotas de alma




Por el grifo de la tristeza


va goteando

todo aquello que un día

me fui callando;

una gota de duda,

dos de amargura,

tres de una pena

que siempre perdura.

Las veo caer

mojándome el dedo

como un pensamiento

de quiero y no puedo;

me roza la duda,

me ataca la pena

y de la amargura

mi mano se llena.

La aparto despacio

mojada y exangüe

y en fila de a uno

caen hacia el desagüe;

sabiéndome a salvo

ahora ya me atrevo

a pensar que mañana,

compro un grifo nuevo.

                Ana Burillo

No hay comentarios: