jueves, 15 de septiembre de 2016

MARÍA DUBÓN


MARIA DUBÓN

Orígenes: Una ciudad barrida por el viento. Paisaje dickensiano,
ballardiano, atroz. Calle, amigos, juegos, jamón, una máquina de
coser, la estación de ferrocarril. Palacio Valdés, Grandes tesoros
artísticos de España, Dostoievski, Bécquer, Kafka. Boli más papel
igual a felicidad. Pop Corn, Elvis Presley, Alain Delon. Un pueblo
perdido, la era, el pastor, el olor del pan. Un mundo pequeño y raro.

Primer acto.

El concurso. El premio. La decisión. Un camino nuevo por recorrer.
Libros. Más libros. Muchos libros. Cine, mucho cine.
Rebeldía, tabaco, discoteca febril.
Versos al primer amor. Otros chicos, otras decepciones. Lucha, insatisfacción, psicología. Morir en el infierno.
Resucitar después.

Segundo acto.

Carretera serpenteante por una vida nueva y sin ilusiones. La
máquina de escribir repiquetea el alma. Otro rumbo. La universidad
como gran decepción. Más carretera. Nuevos lugares, otra gente, la
misma gente. Los sueños paliativos. Una puerta a las letras, un
espacio imaginario, un lugar imaginado. Mi casa son las bibliotecas de este mundo. Leo, escucho, veo.Escribo, reflexiono, pienso.
Ser mujeres eso, pero yo quiero otra cosa.

Tercer acto.

Las revistas literarias, los clubes de escritores, los proyectos. El
extranjero en casa. Trabajos sin alicientes para llenar el plato. La
literatura está en el aire. Bukowski, Nabokov ¡Wilde! Los pañales. Las fugas. Aprender a vivir. Aprender a ser. La rutina.
El K.O. I’m your man.

Y ahora los años cambiantes. Volver. Revistas, periódicos, papel impreso, palabra digital. Las tremendas ausencias. Los enormes retos superados. El amor. 
Los laberintos. Las amistades acogedoras. Soltar lastre. 
Volar,   al fin volar.


No hay comentarios: