HEMISFERIO


África se me diluye en una máquina de tabaco,

en el casco de una moto sin dueño,

en los pasos de cebra sin rayas y sin coches

que contamos colgados de algún sitio,

en pufs de piel de tigre o de plástico

sin que las dos menos cuarto de un lunes

puedan remediarlo.

Y entonces,

en el caos de una cerveza

sin mano que llevarse a la boca,

tú sales a buscar un comité de empresa

o una manifestación antisistema

rompiéndome los tiempos

y toda la presencia.

África sigue siendo salvaje, negra y huidiza

como todos los cigarrillos que me fumo

mientras espero una declaración

(de principios....)

¿por qué no me besarás ahora?


Belén López

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Tenía ganas de leer algún poema tuyo.
Genial. Me encanta ser compañera tuya. Un beso muy fuerte. Rosa.

pepe montero dijo...

Ahora sí, ahora mismito te beso.

pepe montero dijo...

...en la barriguita; donde reside la primera sílaba de un buen poema.

Anónimo dijo...

Siempre hay una pregunta y unos labios vacíos. Muchos besos para tí, Belén.
S.Manrique.

Anónimo dijo...

cabalgo en tu telecabina atmosferica
~~~~~}(((º)

Mikaela-z dijo...

¿Te he dicho alguna vez que eres de las mejores poetas que he leido nunca?

te beso y te quiero.