sábado, 20 de agosto de 2011

LUCÍA





Te puedo hablar de Lucía,



de sus letras, de sus rayujos imprecisos


por la falta de colegio.


Puedo nombrar alguna de sus cargas:


Un hijo esquizofrénico,


otro camello de poca monta,


una nieta con doce años,


hija de una hija que no le habla.


Una nieta que comienza a encelarse,


"cualquier día viene con bombo"


Recuerda, tal vez, otro hijo,


no sabe si de pesca en estos mares


o quizás en otro continente.


Te puedo hablar de desamores.


De un tipejo gemelo,


de vez en cuando aparece,


se acuesta con ella. Ya, de madrugada,


sale en busca de alguna moneda


que engaña a la puta de turno.


Te puedo hablar de su otro gemelo


que vuelve a subir...y Lucía no sabe


si tiene mucha marcha o es que acabó


con todas las putas generosas.


Y entre hombre y hombre


pasa copa y copa.


Entre guardias y médicos


pasa ginebra o lo que haya.


Que cada día es más dura la vida


y llegan menos alegrías



                     Esther Andaluz

7 comentarios:

Anónimo dijo...

mas

Anónimo dijo...

Sencillo y contundente.

Anónimo dijo...

viveza descriptiva, arrastra hacia el personaje que emociona.
Mi felicitación, dama de la pluma.
Angel W

LUIS ROSER RODRIGUEZ dijo...

yo tambien quiero más .

Me ha raspado Esther, este poema es como una lija.
Un abrazo

estrellaesol dijo...

un abrazo, es sólo un pedazo de esta tierra marinera que me atrapa.
Besos, Esther

Anónimo dijo...

Felicidades a la casa de zitas por su proyecto Z.
Deseosos de su proxima inaguracion y de un fructifero futuro
Amigos de la cultura zaragozana

sagrario dijo...

guao