domingo, 26 de mayo de 2013

LA ESPERA


"En el café de siempre"
-me dijiste.
Con el reloj en mano
aquí estoy esperando. 
Veo entrar y salir a los clientes,
he tomado siete consumiciones,
he resuelto unos trece crucigramas,
cuatro sopas de letras,
tres autodefinidos.
El camarero me mira de reojo,
me pido otra bebida,
sólo por hacer tiempo.
Con el reloj en mano,
aquí estoy esperado.

Debe ser ya la hora de la cena,
el cafetín se llena de clientes,
piden una baguette
o un plato combinado.
Me duele la cabeza.
El camarero me mira de reojo,
me pido un bocadillo y una caña,
sólo por hacer tiempo.
Con el reloj en mano,
aquí estoy esperando.

Vuelvo a sacar del bolso el pasatiempos,
resuelvo dos dameros
y un salto de caballo.
Ya recogen las mesas,
van a echar la persiana,
el camarero me mira de reojo.

Me coloco el reloj en la muñeca,
salgo a la calle, es tarde.
tengo miedo al asfalto,
se burlará de mí como se burla siempre.

Un día más cerraron el café.

Sin resolver la cábala,
Yo te sigo esperando.


Montse Grao

No hay comentarios: